El mejor calidad precio de la década

Es en el interior que los coches actuales acusan con mayor visibilidad el paso del tiempo, especialmente en cuestiones de equipamiento y de infoentretenimiento. Y es en este aspecto que Seat centró la evolución del León.

Diferenciar un Seat León 2017 del modelo actual es como jugar al juego de las 7 diferencias. Sabes que hay cambios, pero no te das cuenta a la primera de cuales son. Estéticamente, los cambios se centran en la calandra (40 mm más ancha) y en los grupos ópticos (faros, antinieblas y pilotos traseros full LED). El capó así como los parachoques delantero y trasero son también de nuevo diseño para ofrecer una continuidad visual a los nuevos grupos ópticos.

En el habitáculo, los cambios son algo más destacables: desaparición del freno de mecánico en favor de uno eléctrico, consola central más amplia (con cargador inalámbrico para el móvil -Connectivity Box- y dos tomas USB) y pantalla táctil de 8 pulgadas con nueva interfaz que permite prescindir de la mayoría de los botones que exhibe en el modelo actual. En cuanto al cuadro de instrumentos totalmente digital habrá que esperar a finales de 2017 para que empiece a equipar el nuevo León.